Desde La Plata hasta Luján, crece el alerta por la aparición de alacranes

Crece la preocupación por la aparición de alacranes en la zona metropolitana de Buenos Aires. El caso de un nene  que sufrió cuatro paros cardíacos por la picadura de un alacrán mientras dormía en un departamento en Palermo causo conmoción y despertó dudas entre los vecinos sobre el origen y comportamiento de estos arácnidos.

El director de Defensa Civil de La Plata, confirmó la aparición de al menos tres ejemplares de alacranes en la ciudad y confirmó que serán enviados a zoonosis para su estudio. Un vecino de Berisso encontró otros dos en la puerta de su casa.

En Luján también denunciaron la aparición de varios alacranes en los barrios Open Door, La Palomita, San Juan de Dios, La Loma y Hostería. La convivencia con estos aracnidos no es nueva, Sergio Rodríguez Gil, especialista adjunto del CONICET en arañas y escorpiones explicó al Diario Popular que la presencia de alacranes en Buenos Aires no es tan extraña. El peligroso arácnido llegó a la capital argentina desde que se realizaron las obras de construcción de la línea A de subte.

¿Qué hacer ante la aparición de alacranes?

El ministerio de Salud difundió una serie de recomendaciones sobre cómo detectar las especies “peligrosas” de las “no peligrosas”, además de cómo actuar ante un eventual envenenamiento.

En primer lugar, el organismo oficial advirtió que la mayoría de los accidentes por alacranes se producen en el domicilio, por lo cual es importante evitar su ingreso a las casas. Estos insectos pueden encontrarse en áreas rurales (debajo de cortezas de árboles, piedras, ladrillos) o urbanas (sótanos, túneles, depósitos, cámaras subterráneas).

En relación a la protección personal, el Ministerio recomienda: revisar y sacudir prendas de vestir, y calzados; sacudir la ropa de cama antes de acostarse o acostar un bebe o niño; tener precaución cuando se examinan cajones o estantes; evitar caminar descalzo en zonas donde se conozca su presencia.

Asimismo, aconseja utilizar rejillas en desagües de ambientes y sanitarios; controlar las entradas y salidas de cañerías, aberturas y hendiduras; colocar burletes o mosquiteros en puertas y ventanas; revocar las paredes, reparar grietas en pisos, paredes y techos; controlar cámaras subterráneas, cañerías, sótanos, huecos de ascensor y agujeros de las paredes.

Por último, sugiere realizar aseo cuidadoso y periódico de las viviendas y alrededores; efectuar control de la basura para reducir la cantidad de insectos que sirven de alimento a escorpiones (como arañas y cucarachas); evitar la acumulación de materiales de construcción, escombros, leña y hojarasca, porque suelen ser lugares donde se mantienen, conservan y dispersan.

Ante eventuales picaduras, se debe aplicar hielo y consultar rápidamente un médico y, en lo posible, llevar el escorpión para ser identificado. Por último, el ministerio de Salud señala que sólo como última alternativa y con asesoramiento especializado, se podrá usar la aplicación de plaguicidas de baja toxicidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s