Intendentes de Cambiemos recibirán en 2017 el doble de obra pública que los del FpV

El gobierno de María Eugenia Vidal destinó en un año político para obras directas, las que afectan exclusivamente a un distrito, un 127% más de fondos  a los municipios que gobernados por Cambiemos que a los gobernados por intendentes del Frente para la Victoria.

Entre los municipios más rezagados para 2017 se encuentran Avellaneda cuyo intendente es Jorge Ferraresi con $17 por habitante por año, Berazategui (Juan Patricio Mussi con $ 240 por habitante), Florencio Varela (Julio Pereyra con $ 255 por habitante), La Matanza (Verónica Magario con $ 365 $ por habitante), Moreno (Walter Festa con $524 por habitante.), San Martin (Gabriel Katopodis con $826 por habitante) y Almirante Brown (Mariano Cascalleres con $1025 por habitante) todos pertenecientes al Frente para la Victoria.
Distinta suerte corrieron La Plata, cuyo intendente es Julio Garro con $ 5.047 por habitante por año, Bahía Blanca (Héctor Gay con $ 5785), Pringles (Carlos Berterret con $ 8924 por habitante), Arrecifes (Javier Olaeta con $ 7525 por habitante), Pergamino (Javier Martínez con $ 4415 por habitante), General Rodríguez (Darío Kubar con $ 2634 por habitante) y Tres de Febrero (Diego Valenzuela con $ 1978 por habitante), integrantes del Frente Cambiemos.
¿Qué criterios se utilizan?
La mayoría de los fondos que se destinan a los municipios son los que se denominan “coparticipables” , implican el 16,14% de la recaudación provincial, y se direccionan a través de un coeficiente único de distribución (CUD) que tiene en cuenta parámetros objetivos como la proporción de la población, el caudal turístico, la capacidad de recaudación per cápita y si administran hospitales públicos, entre otros factores.
En lo que respecta a la obra pública, esta se ejecuta de acuerdo a diferentes programas, vinculados a la implementación de redes cloacales, tendido de agua potable, red de gas, energía eléctrica, construcción de viviendas, pavimentación de calles, mejoramiento de rutas, obras hidráulicas y de arquitectura. Estos programas son ejecutados atendiendo al criterio de prioridades de la gestión de turno, bastante más discrecional. Históricamente se ha utilizado para disciplinar intendentes díscolos, torcer voluntades y consolidar poder político.
Cabe mencionar que una de las principales criticas de Cambiemos a la anterior gestión era la asignación discrecional de fondos de acuerdo a los colores políticos, evidentemente el criterio no ha cambiado, hace falta ver que Dario Kubar, intendente PRO, recibirá fondos que significan $2634 por habitante, en cambio Walter Festa, intendente del FpV, recibirá fondos por $524 por habitante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s