Tras la polémica por alquiler de la sede, inauguran los Juzgados de Faltas 1 y 2

Ayer por la tarde se inauguró la nueva sede de los Juzgados de Faltas N°1 y N°2, ubicada sobre la Av. Bernardo de Irigoyen N°654. Allí se encontraba la anterior sede del Juzgado de Paz, y fue objeto de polémica por el contrato de alquiler que involucraba al primo del intendente.

Además del Intendente Kubar y las juezas de faltas, Patricia Piatta y Marina Cordone, del acto también fueron partícipes la presidenta del Honorable Concejo deliberante, Susana Gómez, autoridades judiciales de los juzgados de La Matanza, Morón y Moreno.

La titular del Juzgado de Faltas N°2, Patricia Piatta comentó el espíritu de trabajo de la dependencia, explicando que “el Juzgado tiene un poder sancionatorio a los efectos de prevenir infracciones que desemboquen en un delito”.

Y agregó: “Estos juzgados también han sido creados con competencia en defensa al consumidor, siempre basándonos en los principios constitucionales. Nosotros trabajamos en el ámbito de la legalidad y tramitamos actos administrativos jurisdiccionales no judiciales, pero siempre buscando desde la municipalidad y nuestra institución el bien común. No somos un simple ente recaudador, somos prevención, somos orden para vivir en una sociedad en paz y con justicia”.

El Juzgado tiene como objetivo juzgar las faltas, contravenciones y demás infracciones a normas municipales cometidas dentro del ámbito municipal. Asimismo, interviene en aquellos casos en que las normas, nacionales o provinciales, establezcan que el control jurisdiccional compete a la Municipalidad. Allí también funcionará la Dirección municipal de Defensa e Información al Consumidor, a cargo de Pablo Piccardo.

Los concejales del Frente para la Victoria se habían opuesto al contrato de alquiler de esta casa que está a nombre de de María Eugenia Ortega, que está casada con Juan José Kubar, el primo del jefe comunal. “Nos oponemos por el valor del alquiler y también porque es un inmueble del primo. No nos parece transparente que el primo haya comprado una casa valuada en poco más de seis millones de pesos y que en el término del alquiler se le quiera pagar tres millones. Con una renovación del contrato estaría recuperando el valor de la casa. Éticamente no corresponde”, sostuvo en su momento la concejal Claudia Guerra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s