El aumento es superior al que estimaban algunos empresarios del sector. El secretario de la Cámara de Empresarios de Combustible, Raúl Castellano, había asegurar que el precio de los combustibles líquidos iba a registrar un incremento menor a 3 por ciento. “Lo que dijo el ministro de Energía, Juan José Aranguren, fue que las variaciones no iban a superar el 3 por ciento, tanto para arriba o para abajo. Viendo los números, el incremento debería ser menor a ese 3 por ciento”, había opinado el empresario. Sin embargo, el ajuste más que duplica esa estimación, lo que será un factor más que imposibilitará al gobierno cerrar el 2017 con una inflación del 17 por ciento anual.

Fuente: Ámbito Financiero / Página 12