Según la OMS 1 de cada 11 personas tiene diabetes

Estamos frente a una “marcha implacable” de la diabetes y hay que detenerla. Esto se deprende del último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el que sostiene que una de cada 11 personas en el mundo ya padece el trastorno.

Las cifras también indican que el número de personas afectadas prácticamente se cuadriplicó en los últimos 30 años. “Según las estimaciones, 422 millones de adultos tenían diabetes en 2014, frente a los 108 millones de 1980“, asegura la OMS.

El mayor incremento se produjo en los últimos años y de forma desigual. De acuerdo con los científicos, “en la última década, la prevalencia de la diabetes aumentó más rápido en los países de ingresos bajos y medianos que en los de ingresos altos”. Y los números continuarán incrementado mientras no se adopten “acciones drásticas”.

La máxima autoridad sanitaria habla en su análisis de ambos tipos de diabetes (1 y 2), aunque el mayor incremento se dio en la diabetes de tipo 2, vinculada a un estilo de vida poco saludable.

“Es una enfermedad silenciosa, pero su marcha está siendo implacable y tenemos que detenerla“, sostiene Etienne Krug, responsable de la OMS en la lucha contra la enfermedad.

En consecuencia, los científicos se muestran preocupados sobre la obesidad en el mundo que, tal y como advertían los científicos del Imperial College de Londres hace tan sólo unos días, “tendrá grandes consecuencias para la salud”.

Pero Krug se muestra algo más optimista: “Podemos detener la diabetes. Sabemos lo que hay que hacer”.

“Pero no podemos dejar que evolucione de esta forma porque tiene un impacto enorme en la salud de la gente, en las familias y en la sociedad“, agrega.

Una de las medidas es reducir el elevado consumo de azúcar. De hecho, los niveles de azúcar en la sangre triplican el riesgo de sufrir un ataque al corazón y multiplican por 20 las posibilidades de sufrir una amputación en la pierna. También incrementan los riesgos de accidentes cerebrovasculares, ceguera y complicaciones durante el embarazo.

Y es necesaria, según el organismo, una acción conjunta por parte de toda la sociedad. “La solución ‘fácil’ para todos nosotros es hacer ejercicio, comer de forma saludable y no ganar demasiado peso. Y, por supuesto, no es tan fácil”, dice Krug.

De acuerdo a la OMS, es necesario que los gobiernos actúen para regular las cantidades de grasa y azúcar en los alimentos y asegurar que existen opciones saludables disponibles para la gente.

También es esencial, agrega, una mejor planificación urbana que motive a los ciudadanos a ir en bici o caminar.

Además, la industria alimentaria debe actuar de forma responsable para reducir el contenido de grasa y azúcar en los alimentos y dejar de promocionar comida poco saludable, dice Krug.

Además, según el informe dos tercios de los países de bajos ingresos no disponen de los sistemas de monitorieo de glucosa, o no pueden proporcionar medicamentos como la insulina o la metformina a la mayoría de sus habitantes.

“En la mayoría de los países pobres, las personas con diabetes no tienen acceso a las medicinas y tecnologías que necesitan”

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s