Trabajadores de GGM profundizan su lucha: ocuparon la planta textil de Las Flores

Los trabajadores de la empresa GGM de la ciudad bonaerense de Las Flores resolvieron este martes ingresar a la planta abandonada por el patrón Guillermo Gotelli y permanecer allí a la espera de respuestas a su reclamo de preservar la fuente laboral. En función de este objetivo, los empleados de GGM barajan la posibilidad de conformar una cooperativa de trabajo y hacerse cargo de la reanudación de la actividad.

“Ocupar, resistir, producir”, es el histórico lema de las empresas recuperadas de la Argentina, acuñado en aquellos años de fin del siglo XX y comienzo del XXI en que la autogestión se perfiló como una alternativa válida a la crisis de decenas de empresas. Y si bien los trabajadores textiles de Las Flores ya llevan varios meses de resistencia a través de distintas medidas, incluidas un corte de la ruta nacional número 3 y la permanencia las 24 horas frente a la planta, ahora resolvieron conjugar el primer verbo de aquella consigna y por eso ingresaron a la fábrica, donde tienen previsto montar ollas populares y coordinar futuras acciones para lograr el objetivo de volver a la producción y el trabajo.

La decisión de ingresar a la fábrica se tomó este martes 18 de julio al cabo de una asamblea realizada por la tarde. “Vamos a quedarnos en la planta, no estamos suspendidos ni despedidos, vamos a quedarnos adentro, porque hay familias que la están pasando mal”, dijo José Pedamonte, dirigente del Sindicato Obrero de la Industria del Vestido y Afines (SOIVA).

Entre los motivos por los cuales los trabajadores resolvieron profundizar su lucha con esta nueva medida, se cuenta la falta de novedades sobre las negociaciones entre la patronal y autoridades municipales y de la provincia de Buenos Aires. “Nos dijeron que iba a haber una reunión con Gotelli, los gremios y el Ministerio de la Producción, pero quedó todo en la nada, seguimos esperando”, indicó Mario López, delegado de los empleados textiles.

Consultados por la prensa sobre si habían evaluado las consecuencias legales que podía tener la medida adoptada, Pedamonte fue claro: “No estamos pensando en cuestiones legales, estamos pensando en subsistir. Los trabajadores hace 3 meses que no cobran prácticamente nada. Acá el primero que está haciendo algo ilegal es el señor Gotelli, que ha dejado abandonados a los trabajadores”, remarcó.

Pedamonte y López ratificaron que la conformación de una cooperativa de trabajo para recuperar la empresa es una de las alternativas que barajan. Y en este sentido reafirmaron que hay expectativas en el vínculo abierto con Textiles Pigüé, la cooperativa que recuperara la planta de esa ciudad bonaerense que hasta el año 2004 también perteneciera, como la de Las Flores, a la empresa Gatic.

La alternativa de la autogestión es respaldada por el intendente de Las Flores, Ramón Canosa, quien tiene previsto viajar a Pigüé para conocer directamente la experiencia de la cooperativa allí conformada, que logró la titularización de la fábrica y funciona con 130 trabajadores.

El conflicto en Las Flores lleva varios meses y afecta de modo directo a casi 300 operarios, a los que la patronal les debe millones de pesos de salarios, pero además impacta en proveedores y prestadores de servicios también afectados por la falta de pagos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s