Inflación galopante: vuelven a aumentar las naftas

El domingo vuelven a aumentar los precios de la nafta y gasoil en todo el país. La suba surgió después de revisión trimestral de precios para los combustibles líquidos que impulsó el gobierno entre petroleras para trasladar cualquier movimiento en los costos al surtidor, a partir del domingo comenzaría a regir un incremento de 7,2 por ciento para las naftas y de 6,0 por ciento para el gasoil.

Para el caso de YPF en Capital Federal, la súper pasará a 19,72 pesos el litro y el gasoil, a 17,30. Con este ajuste, en lo que va del año el precio al público se encareció más de 15 por ciento en naftas y 11 en gasoil, lo que impactará directamente en los costos de transporte y logística, que derivará en mayor presión en el nivel general de precios y una segunda ronda de aumentos.

En base a esta ecuación -cuya ponderación de variables no es pública- el precio de los combustibles registró el 4 de abril una primera actualización trimestral por la cual se determinó una baja de 2,6% en el caso del gasoil y una baja de 0,1% en el de las naftas. Según consigna el diario Ámbito Financiero la apreciación del dólar en las últimas semanas impulsó el alza de los combustibles ya que la referencia de cotización trimestral era de 15,47 pesos por dólar, al último día hábil del primer trimestre.

De esta manera, la incidencia del dólar tuvo mayor peso que la caída del precio del petróleo que hoy cerró 46,04 dólares el barril en el caso del WTI, lo que reflejó una retracción que alcanzó el 14,3% en el semestre. Además de las referencias de precios de los crudos, hay otras variables que se consideran para analizar el precio de los combustibles como los componentes vegetales (bioetanol y biodiesel) que forman parte del 12 por ciento de la composición de las naftas y el 10 por ciento del gasoil.

 El aumento es superior al que estimaban algunos empresarios del sector. El secretario de la Cámara de Empresarios de Combustible, Raúl Castellano, había asegurar que el precio de los combustibles líquidos iba a registrar un incremento menor a 3 por ciento. “Lo que dijo el ministro de Energía, Juan José Aranguren, fue que las variaciones no iban a superar el 3 por ciento, tanto para arriba o para abajo. Viendo los números, el incremento debería ser menor a ese 3 por ciento”, había opinado el empresario. Sin embargo, el ajuste más que duplica esa estimación, lo que será un factor más que imposibilitará al gobierno cerrar el 2017 con una inflación del 17 por ciento anual.

Fuente: Ámbito Financiero / Página 12

Deja un comentario