Congreso Internacional de Cine Documental en Buenos Aires

Más de 350 documentalistas y teóricos del cine de 19 países se darán cita en Buenos Aires entre el 2 y el 6 agosto para tomar pare del Congreso Internacional de Cine Documental Visible Evidence, que se realiza en forma itinerante a lo largo del mundo una vez por año y en el marco del cual se podrá asistir a clases maestras, seminarios, debates y proyecciones de filmes inéditos en el país.

 

El Visible Evidence, se desarrollará en tres sedes simultáneas: el Centro Cultural Borges, la Alianza Francesa y el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, con una actividad de preapertura que tendrá lugar mañana a las 20 en el Auditorio de la Escuela Nacional de Cine y Experimentación Cinematográfica (Enerc) con el estreno a nivel mundial de “The Sun Island”, reciente filme de Thomas Elsaesser -uno de los teóricos e historiadores centrales del cine y los medios de las últimas décadas-, seguida de un diálogo abierto entre Elsaesser y Michael Renov.

La apertura oficial se llevará a cabo en el Teatro Margarita Xirgu (Chacabuco 875, CABA) el miércoles 2 a las 19 con una conferencia de la especialista española María Luisa Ortega Gálvez.

Además de la intensa propuesta de mesas y paneles donde convergen la crítica cinematográfica, realizadores y teóricos que estudian y producen análisis sobre el cine documental, en esta edición habrá entre el miércoles 2 y el domingo 6 de agosto un ciclo de proyecciones en el Auditorio de la Alianza Francesa (Av. Córdoba 946) con filmes como “Jean-Daniel, parle moi encore!”, “Play it again, Nam”y “Bill Viola : Expérience de l’infini”, los tres de Jean Paul Fargier; “Como me da la gana II”, de Ignacio Agüero; “Todo comenzó por el fin”, de Luis Ospina; y “Allende mi abuelo Allende”, de Marcia Tambutti Allende.

Para conocer los alcances del Visible Evidence, Télam habló con tres de los organizadores del congreso en la Argentina, Kristi Wilson y Tomás Crowder-Taraborrelli de la Soka University de California y Pablo Piedras investigador del Conicet de la UBA.

Periodista: Dado que Visible Evidence se realiza en distintas partes del mundo, ¿Cuáles creen ustedes que serían las particularidades “argentinas” de este congreso?
Organizadores: La conferencia asume particularidades de acuerdo con el lugar en el que se lleva a cabo, por un lado de tipo organizativas pero también la conferencia adquiere su especificidad temática en línea con las problemáticas sociales, políticas y culturales de cada región: por ejemplo, en la edición de la India, varias de las ponencias abordaban las relaciones entre Pakistán y la India expresadas en los documentales. En Montana, Estados Unidos, una región que tiene tanto significado y simbolismo dentro del discurso de la preservación del medio ambiente, las charlas exploraban temas como la relación del cine documental con los proyectos de protección ambiental. Una de las razones por la cuales queríamos organizar esta conferencia en Buenos Aires es porque se trata de una ciudad muy ligada, históricamente, a la cultura cinematográfica. Por último, nuestro país, y América Latina en general, han sido espacios de fuerte contiendas políticas y sociales durante el siglo XX y el XXI. Por lo tanto, cuestiones como las memorias y las historias sobre las dictaduras, las representaciones de los movimientos revolucionarios y los efectos de las cíclicas crisis económicas, políticas y sociales sin duda son ejes que le dan identidad a esta edición de Visible Evidence.

P: ¿Podrían contarnos qué tipo de temas se discuten en un congreso de documentalistas y cómo creen que esto puede influir luego en la práctica de los documentalistas?
Organizadores: Los temas del congreso son muy variados, aunque, como dijimos anteriormente, las particularidades del contexto latinoamericano suelen pautar el contenido de varias de las charlas, talleres, conferencias y proyecciones que tienen lugar en Visible Evidence. Sin embargo, hemos notado que existen cuestiones que reaparecen en todos los espacios de intercambio como por ejemplo: los nuevos usos (y los diversos alcances) de los materiales de archivo fílmico; el impacto de las nuevas tecnologías para documentar formas de activismo político, pero también, para expresar problemas de subjetividad e identidad (sexuales, de géneros, políticas, culturales y étnicas). Visible Evidence tiene la peculiaridad de ser un espacio en el que naturalmente intervienen realizadores, productores, divulgadores, críticos, académicos, estudiantes y docentes, por lo cual, la influencia sobre la producción audiovisual de un evento de estas características tiende a ser bastante alta y pregnante.
P: ¿Cuál creen que es el aporte de invitados como Thomas Elsaesser y Jean-Paul Fargier?
Organizadores: Las presencias de Thomas Elsaesser y Jean-Paul Fargier son particularmente esperadas para los participantes de Argentina y de América Latina, dado que son dos figuras centrales de la cultura audiovisual que por primera vez dictarán conferencias y mostrarán películas en nuestro país. Elsaesser es quizá el más importante teórico e historiador del cine y los medios de las últimas décadas. Su obra ha sido traducida a más de diez idiomas, sin embargo, apenas existen publicaciones en castellano. Asimismo, en tanto arqueólogo de la imagen ha desarrollado una extensa obra teórica que reflexiona sobre cómo la cultura audiovisual condiciona la subjetividad de los seres humanos. Fargier es otro autor muy poco conocido en nuestro país, quien además ha producido una profusa obra cinematográfica documentando los procesos creativos de diversos artistas contemporáneos como Nam June Paik, Bill Viola, Jean-Daniel Pollet y Jean-Luc Godard, entre otros. Además, el propio Fargier se ha dedicado a explorar el territorio del videoarte desde la realización y también desde la crítica.

P: Aun a pesar de esta tendencia en la cual parecen irse diluyendo las fronteras entre el documental y la ficción, ¿cuál creen que es la particularidad irrenunciable, su rasgo definitorio, del documental?
Organizadores: A nuestro entender existen cuestiones como los pactos éticos generados entre los cineastas y los sujetos representados así como los pactos de veracidad entre los documentalistas y los espectadores que siguen siendo un núcleo fuerte para pensar las diferencias entre el documental y la ficción. Aun en las obras en las que la representación de la realidad es objeto de mofa o de exploración lúdica, creemos que siempre hay una zona de tensión que implica la responsabilidad que el documentalista tiene frente a la realidad que traza una línea, ya sea difusa o tenue, entre documental y ficción.

P: ¿Cuáles son aquellas particularidades más relevantes del documental actual?
Organizadores: El documental contemporáneo tiende cada vez más hacia las formas del ensayo, del discurso autobiográfico y personal, pero también, recupera las tradiciones del cine político de los sesenta y setenta y adquiere formas de videoactivismo, con un sostenido retorno del cine directo, del cine urgente. Las temáticas actuales son variadas, pero sin duda los documentales tienden a mostrar las heridas que el capitalismo transnacionalizado y la globalización provocan en el tejido social: las migraciones forzadas, genocidios, las crisis sociales, políticas y económicas pero también las crisis respecto de las identidades, cada vez más fluidas y nómades, los problemas asociados al medioambiente y al impacto que las políticas neoliberales producen en los sectores más desprotegidos de la sociedad.

Fuente: Diario de Cultura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s