Apuro oficial para que se vaya Brilloni de Economía y lo suplante “Baby” Gómez

La situación municipal se va poniendo cada vez más complicada en lo que se refiere lo económico y eso agrava también lo político. Ése sería uno de los motivos por los que en el Municipio quieren apurar la anunciada salida del secretario de Economía, Cristian Brilloni.

El funcionario hace unas semanas les informó a sus colegas y al intendente Darío Kubar que iba a dejar el cargo el 31 de julio ya que por cuestiones personales se trasladaría con su familia a una provincia del Litoral donde manifestó contar con una oportunidad laboral.

Su situación en el Municipio tampoco era muy cómoda porque había fuertes cuestionamientos por la baja recaudación municipal, la que estaría cercana al 14% de los contribuyentes, un record negativo e histórico. Desde el oficialismo se niega esta información hablando de porcentajes altos de recaudación, pero si fuera así no se entiende los graves atrasos que tienen para cobrar los principales proveedores del Municipio.

Más allá de esto y ante la anunciada salida, en el oficialismo quieren adelantar el hecho y que en Economía vaya el actual secretario de Gestión Administrativa y Operativa, Gustavo “Baby” Gómez. Esta dependencia siempre hasta el año pasado se llamó Secretaría Privada.

No fue la primera opción ya que primero se le ofreció el cargo a Eduardo Rodríguez quien ocupa el cargo de subsecretario de Gestión Administrativa y Operativa, en realidad segundo del mismo Gustavo “Baby” Gómez.

Rodríguez no quiso tomar el cargo, lo que hasta el momento parece irreversible, pero en su momento tampoco quería aceptar la Subsecretaría de Inspección General, una papa caliente que dejó Sergio Cuello, que en los hechos sigue igual por los trámites de habilitaciones de los supermercados. Rodríguez terminó aceptando el cargo en Inspección General que dejó en 2018 para pasar al actual.

Gustavo Gómez y Cristian Brilloni en la visita a una vecina

Con la partida de Gómez a Economía, el siguiente paso sería el de Rodríguez suplantando a Gómez ascendiendo al Gabinete.

Más allá de todas las especulaciones sobre quienes ocuparán los cargos, lo que le queda a quien asuma es un grave problema para conseguir fondos para mantener los servicios elementales del Municipio hasta diciembre y encima tener que cerrar muchos temas antes de un posible cambio de gobierno. Gómez y su colega de gabinete, Max Valli, dos ex renovadores parecen ser las personas adecuadas para la firma de muchos expedientes complejos para un final de mandato.

Deja un comentario