Primera Jornada de Información y Capacitación Sindical en el STM

Con la presencia de varios de los gremialistas más importantes de General Rodríguez y con la del titular del Sindicato de Curtidores y diputado nacional Walter Correa se llevó a cabo la 1ª Jornada de Información y Capacitación Sindical en la sede del STM, con una numerosa asistencia. El tema central fue la reforma laboral que quiere implementar el Gobierno de Mauricio Macri.

Abrió el secretario adjunto del Sindicato Trabajadores Municipales (STM) de nuestra ciudad, Víctor “Tito” Almaraz el que agradeció la presencia de todos y señaló que la iniciativa se hace: “con mucho respeto porque se quiere dar información, pero no es que se va a enseñar porque los compañeros de los otros gremios si están en el lugar que tienen por algo es y por algo lo eligieron sus compañeros”. Almaraz anunció que como orador en las próximas jornadas estará el Jefe de la Agencia La Matanza del Ministerio de Producción y Trabajo, Diego González, el que estuvo acompañando la actividad, y en la tercera, que será el cierre de las jornadas estará como protagonista el secretario general de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Fesimubo), Rubén “Cholo” García.

Luego el secretario de Prensa del mismo STM, Julio Záccara hizo referencia al trabajo que se viene haciendo en su gremio.

Walter Correa, secretario general del Sindicato de Curtidores

Más tarde fue el turno del integrante del Sindicato de Trabajadores Municipales de Moreno, Ariel González quien relató las luchas que vienen llevando a cabo para la total implementación de la Ley del Convenio Colectivo de Trabajo de los municipales en la provincia de Buenos Aires, que se aprobó a fines del 2015 y que por decisiones de la gobernadora María Eugenia Vidal ha tenido algunos retrocesos. Agregó que sólo unos 65 de los 135 municipios bonaerenses se está aplicando, lo que es menos de la mitad del total de las comunas de la Provincia.

Pablo Osuna, titular del Sindicato de Camioneros recordó su paso por el Municipio en Asuntos Gremiales manifestando que: “tuve la posibilidad de trabajar con los trabajadores municipales porque estuve en el Gobierno de Kubar en la Secretaría Gremial y le puedo decir como uno se siente impotente al estar adentro cuando se va a pedir para los trabajadores, porque a este Gobierno le pedía la ropa y nos dieron calzoncillos… pedí que a los compañeros administrativos les dieran delantales, si no se lo dan, pedí que se lo paguen pero parece que cuando uno pide para el trabajador es mala palabra para los políticos”.

Más tarde fue el turno de Heber Ríos, secretario general de Atilra, quien manifestó que para los próximos paneles deberá tenerse en cuenta la participación de las mujeres, y resaltó la tarea que están haciendo ellas en todas las organizaciones.

Además, habló sobre el contexto en el que se hace la tarea gremial: “nosotros desde Atilra no le hicimos un solo paro al Gobierno de Cristina, pero no fuimos obsecuentes sino consecuentes. En el 2002 los lecheros teníamos uno de los peores sueldos de nuestro país, hasta que en el 2015 llegó a constituirse en uno de los mejores salarios de nuestra Argentina… pero no tuvimos la capacidad necesaria para que no cometieran el error de votar a un gobierno de patrones como éste. Una vez que asumió Mauricio Macri uno de los principales sectores que se vio afectado por estas políticas fue el sector industrial del que estamos adentro”. También recordó que se opusieron a la reforma de su convenio colectivo lo que era propuesto por el Gobierno y las patronales para sacarles beneficios, pero no lograron ganar esa pelea en el interior de Atilra.

Cerró la actividad el secretario general del Sindicato de Curtidores, Walter Correa quien se centró básicamente en el proyecto de reforma laboral que tiene el Gobierno de Mauricio Macri, haciendo hincapié en cuatro de los 400 puntos que tiene la iniciativa.

Hizo referencia a que hasta ahora no pudo el oficialismo aprobarlo en el Congreso, pero que en algunos convenios colectivos si lograron modificarlos a la baja.

Pero los ejemplos citados por Correa para mostrar el retroceso que tendrían los trabajadores fueron los siguientes:

-La Creación del Banco de Horas: “entras a una hora y te vas cuando te dice el patrón y volves cuando te dice el patrón”.

-El llamado trabajo independiente: “los que estamos en el sector industrial sabemos lo que cuesta insertar a algunos sectores como los del comedor y otros anexos como logística, vendedores, limpieza, etc”. Correa explicó que con este proyecto se busca tercerizar en supuestos trabajadores independientes algunas tareas con sueldos más bajos que los del convenio de la empresa. Esos trabajadores no podrían estar enmarcados en los gremios del sector, pero a eso se suma que ese independiente puede traer cuatro colaboradores: “en un tiempo no muy largo vamos a tener en una industria más de la mitad de los trabajadores como independientes y se pierde algo por lo que luchamos muchísimo que es la relación de dependencia”.

-El artículo 66 bis que hace respetar las categorías y la especificidad del puesto, por ejemplo, un tornero no lo puedan sacar del lugar para ir a cargar un camión, y el sindicato no podría objetarlo, con la única defensa de la vía judicial.

Foto final de la mayoría de los asistentes

-Cambio de la indemnización, En vez de pagarte por el sueldo real que tiene el trabajador el cálculo se hace por el básico de convenio, siendo más o menos la mitad de lo que se cobra hoy si se aplicara el este sistema: “la idea es bajar la indemnización para poder echar a los compañeros”. Pero a los nuevos empleos ya se usaría un fondo de desempleo el que es aportado por los propios trabajadores como ya funciona en la Uocra.

El panorama brindado por Correa en caso de aprobarse la reforma laboral que quiere implementar el macrismo es negro para la parte más débil, que es la de los asalariados.

Deja un comentario