Basilotta afirmó que el ex delegado de Las Malvinas, Guillermo Antúnez colaborará con el Ecopunto

Detrás de Basilotta, entre Polverini y Klajnberg, el empresario Guillermo Antúnez. (foto Facebook Raúl Nieto)

Este lunes por la mañana el secretario de Planificación de Obras, Marcelo Basilotta montó otro de sus conocidos espectáculos, en el llamado Ecopunto, camino a Marcos Paz a unos tres kilómetros del puente del arroyo La Choza (Río Irigoyen).

Allí el funcionario les mostró a los ediles de Juntos por el Cambio, María Klajnberg, Francisco Pin y Fabián Polverini y una parte de la prensa las bondades sobre la iniciativa.

Tras descalificar a los opositores por criticar el proyecto, habló maravillas del emprendimiento sosteniendo que va a ser la primera vez que se buscar hacer algo serio con las ramas.

Se le podría creer al Secretario, pero hay dos puntos que llaman la atención:

El primero es que no hay ordenanza que legisle el llamado Ecopunto y tampoco el llamado programa “Vecino monitor”. El Municipio de Darío Kubar ya “designó” a una vecina como parte del mismo. Ésta es Carolina Ortiz, quien empezó a resistir la salida de gran cantidad de camiones de tierra que se fueron para un destino desconocido. Demás está decir que jamás aceptó tal convite la mujer que encima se enteró por los medios.

Pero no sólo no hay ordenanza, sino que se desconoce que haya un expediente o por lo menos un decreto, que es lo mínimo que debe tener. Para comparar el agasajo que hizo la Municipalidad para el Día del Periodista, un desayuno, se firmó un decreto. En ese festejo se gastó menos que lo que vale el cartel que tiene el Ecopunto. No hay decreto u ordenanza que marque un camino administrativo normal. La seriedad te la debo, diría Mauricio.

Por otro lado, otro hecho llamativo es la presencia detrás de Basilotta del empresario Guillermo Antunez, alguien con un perfil extraño en la administración pública. Durante meses manejó el Corralón Municipal sin tener un cargo concreto. Cuando lo hacía, al mismo tiempo era contratista municipal por lo menos con una empresa que tiene sede en Francisco Álvarez. Basilotta sostuvo que “Guillermo nos va a dar una mano”.

Luego fue delegado en Las Malvinas, pero no en cualquier momento sino cuando se abrió una cava al lado del campo de los productores frutihortícolas, lo que obligó a los vecinos a manifestarse varias veces durante casi un año para que alguien en el Municipio clausurara la excavación, que encima fue rellenada con basura de todo tipo.

No se sabe aún qué pasó con el expediente de la clausura y si se hizo la denuncia penal por la extracción de minerales sin autorización de ningún ente estatal.

Todo esto pasó a menos de 15 cuadras de la Delegación que conducía Guillermo Antúnez, sin que el funcionario moviera un dedo, ni sus superiores lo intimaran por el hecho.

La relación de Antúnez siempre fue muy cercana con el ex secretario de Obras Públicas, Lucas Kubar y se habla que la misma sigue.

Es probable que gracias a la vecina que se movió y mucho, la que involucró a los concejales y obligó a intervenir a Basilotta en el tema, quizás no se haga nada irregular, pero como dijimos en una nota anterior, lo del funcionario parece ser lo que se llama “control de daños”, porque la cuestión nació para otra cosa y con otros protagonistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s