El municipio no tendría fondos para imprimir las boletas de las tasas

Se conoce hace un tiempo la difícil situación económica de la Municipalidad, en parte por la crisis a nivel nación, pero también por desaciertos de la propia administración del intendente Darío Kubar.
Darío Kubar, intendente que del macrismo en General Rodríguez

Se conoció que no se imprimieron las boletas para que los vecinos puedan abonar las tasas en este mes de julio, justo el momento en el que se envían las que tienen la posibilidad de abonar el semestre por adelantado. Cuando se consultó por la dificultad, algunos voceros sin mucho convencimiento informaban que era un error técnico de la firma Blue Mail (la que ganó la licitación tanto para imprimir las boletas como también para su distribución a los contribuyentes que no viven en General Rodríguez).

Sin embargo, otras voces que están día a día en la Municipalidad sostuvieron que el verdadero motivo es que la empresa Blue Mail no hizo la impresión por la deuda que tiene el Municipio con la firma. Los vecinos deberán acercarse al Palacio Municipal para pagar. No obstante, esto le quitó muchas facilidades a los ciudadanos de General Rodríguez, que en su mayoría aún no asistieron.

No se distribuyó la partida de Julio y aún no está confirmado que pasará con la de agosto. En un Municipio cuyo índice de cobranza es menor al 20%, un record histórico por lo bajo, y nada señala que se vaya a mejorar en los próximos meses.

Desde el oficialismo negaron más de una vez estas informaciones, pero teniendo en cuenta el atraso en los pagos del aguinaldo a los trabajadores municipales, esta versión no se descarta.

Otro dato para corroborar lo dicho es la falta de combustible para camiones y máquinas viales del Corralón Municipal y la Delegación Las Malvinas, los que hace que muchos días no salen o lo hacen unas pocas horas por la escasez de nafta o gas oil.

Las protestas de los recolectores de residuos que ya hicieron dos paros y varios trabajos a reglamento este año porque nunca cobraron en término, ya que la empresa Terminal Multipropósito nunca recibe sus pagos del Municipio en la fecha que debe percibirlo.

En numerosas dependencias municipales no hay los insumos mínimos. No hay artículos de limpieza, faltan tonner y cosas elementales para las salas de atención primarias.

Las quejas de proveedores son cada vez menos silenciosas y se habla que la deuda es enorme. Como deuda flotante, que es la declarada con documentación, ya hay cerca de 200 millones de pesos y la Municipalidad por primera vez en muchos años tuvo déficit con esta gestión, la que llega a los 60 millones de pesos.

Un comentario

  • Avatar

    Hagan un censo y que la gente cumpla con sus obligaciones! Y pagué sus impuestos dejen de regalar casas a gente usurpadora!!! Y beneficiar a todo aquel llo que se queda con lo ajeno.

Deja un comentario