Municipio quebrado: patrulleros Inmóviles por falta de combustible

Por falta de pago municipal no hacían sus recorridos los patrulleros que están destinados en las cuadrículas de seguridad que tiene General Rodríguez.

Tras el cambio en el sistema de carga que pasó de los vales hechos mano desde oficinas municipales a la tarjeta que le dio la empresa YPF, se conoció que la empresa no cargó combustibles en los vehículos de la Policía al no abonarse el consumo anterior. Durante unos 20 días fueron recibiendo el suministro los vehículos en la estación de servicio, hasta que el viernes la firma no lo siguió haciendo porque la administración de Darío Kubar no dejó un peso en las arcas.

Desde el domingo pasado los patrulleros casi no circulaban para no gastar el poco combustible que tenían, que lo guardaban para una emergencia, pero para el martes ya los tanques estaban vacíos prácticamente.

Recién ayer, martes al mediodía, los responsables recibieron algo de líquido elemento, se habla de unos diez litros, pero la precariedad del servicio es notoria e imposible de un funcionamiento medianamente normal.

Con el sistema de carga nuevo se pensaba eliminar los enormes abusos de la carga de combustible en los que se beneficiaban funcionarios, allegados de estos y un montón de personas que nada tenían que ver con la Municipalidad. No faltan quienes señalan que se les ofreció pagarles deudas con estos vales de nafta. Y que en algunos servicios estos vales se vendían a menor valor como “curro” de algún funcionario.

Por lo visto el arreglo del sistema llegó cuando ya no queda nada en la Comuna, donde por ejemplo los funcionarios que fueron cesados el 1° de noviembre no cobraron sus haberes aún por falta de fondos. Hoy los responsables de 7 cooperativas de trabajo dieron vueltas por todo el Municipio para recibir como respuesta del secretario de Gobierno, Maximiliano Valli, que no tenía ninguna solución para ellos. Las Cooperativas ya hicieron sus trabajos.

La Municipalidad tocó fondo, quedando al cambio de Gobierno, una deuda de centenares de millones de pesos y una estructura desquiciada en todos los sentidos.

En 2015 una propaganda electoral de Cambiemos, el frente que llevó como candidato a Darío Kubar a la Intendencia mostraba fotos de lugares poco agradables de nuestra ciudad y se preguntaba: “¿Queres cuatro años más de esto?”. La pregunta luego que Kubar, Natalia Ruiz, y todos sus familiares dejaran este desastre sería: “¿Para esto querían seguir cuatro años más?”.

Deja un comentario